Lucha contra Corrupción e Impunidad

En materia de impunidad y corrupción.

República Dominicana vive una profunda crisis institucional causada por el cáncer de la corrupción, los dominicanos no terminamos de asombrarnos de los escándalos que uno tras otro se sucede, todos bañados por un manto de impunidad que sólo hacen posible que nos enteremos por la ocurrencia de un escándalo o por una tragedia.

Este mal es posible debido a un proceso continuo de instrumentalización de la justicia para proteger los intereses de la cúpula corrupta del PLD, la cual coloca a dirigentes del PLD como jueces y fiscales, mientras aísla a los jueces de carrera como es el caso de la Magistrada Miriam Germán la cual ha tenido múltiples enfrentamientos públicos con estos jueces políticos.

El Ministerio Público, encabezado por el Procurador General de la República utiliza las labores de investigación como mecanismo político, con lo que desacredita aún más esta labor esencial de la vida democrática del Estado.

El poder político ahoga y hace ineficaz los poderes de control que nuestra Constitución crea y a los cuales manda a velar por el correcto uso de los fondos públicos. Esta situación debe cambiar ya.

Es necesario volver a un poder judicial independiente, para ello se debe:

 

  • a) Promover el equilibrio de intereses en el Consejo Nacional de la Magistratura sacando al Procurador General de la República.

 

  • b) Promover un ministerio Público independiente haciendo que el Procurador General de la República no sea designado por el presidente de la República y:

 

  • c) Dotando a la Contraloría y la Cámara de Cuentas de las herramientas y los fondos para que realicen su función, realizando y publicando auditorías continuas a la gestión y procesos de las distintas entidades de la administración pública.

 

Para esto último punto en los próximos días estaremos depositando ante el Congreso Nacional un proyecto de ley de reforma a la Ley de Cámara de Cuentas, a fin de que sea conocida en la próxima legislatura en la que buscamos crear las condiciones para un efectivo control de la administración pública.

Reitero mi llamado a que todos los sectores de nuestro país a que nos unamos para conseguir estos cambios que junto a otros iniciarán el rompimiento de este círculo vicioso y crear un circulo virtuoso basado en la institucionalidad.