Mejorar Seguridad Ciudadana

Las propuestas en materia de seguridad.

Las políticas para garantizar la seguridad ciudadana deben expresar la voluntad política de un Estado garante de los derechos, participativo, pluralista e incluyente.

Mi primer mensaje es que en un gobierno encabezado por mí se acabó la impunidad. El Estado no tiene ninguna autoridad moral para actuar sobre la delincuencia sino actúa primero frente a los delincuentes enquistados en el Estado.

Por eso somos decididamente partidarios de un sistema judicial independiente e imparcial.

Para actuar frente a la criminalidad debemos adoptar dos tipos de acciones, todas ellas en estrecha colaboración entre la Policía, los fiscales y el sistema carcelario

-Medidas preventivas, que atacan las condiciones que propician los actos delictivos, para ello es fundamental fortalecer:

  • las políticas de empleo decentes enfocados en personas jóvenes y emprendedores

 

  • promover el deporte en los barrios, produciendo una nueva generación de atletas.

 

  • fortalecer los vínculos entre la Policía Nacional y las comunidades.

 

  • incrementar la presencia policial en los barrios, el control de armas, alcohol y drogas.

 

  • fortaleciendo los programas de orientación para la integridad física de la niñez.

 

  • aplicar políticas sociales y de empleos a nivel de los barrios a fin de crear oportunidades y capacidades en la juventud.

La segunda fase es la represiva:

  • controlando los actos delincuenciales mediante técnicas modernas y respetuosas de los derechos humanos.

 

  • dignificar los sueldos y condiciones de vida y de trabajo de los miembros de policía, entrenarla, capacitarla, profesionalizarla.

 

  • mejorar los programas de reintegración de los presos a la sociedad fortaleciendo y mejorando el sistema penitenciario. Hay que modernizarlo y dignificarlo.

Le daremos todo el apoyo al ministerio Público, independizándolo y dotándolo de recursos técnicos y económicos suficiente y capacitando a todos funcionarios, de modo que puedan cumplir efectivamente su rol como defensores de la sociedad.